Este miércoles fue aprobada por los diputados locales una serie de modificaciones a las normativas para sancionar hasta con tres años de cárcel a aquellas personas que abandonen a adultos mayores o personas con discapacidad.

La propuesta fue impulsada por Elizabeth Mateos Hernández, quien señaló que «el espíritu de esta iniciativa deriva de la necesidad de salvaguardar y garantizar la protección, el ejercicio de los derechos y la seguridad de las personas de la tercera edad y las personas con discapacidad, que son altamente vulnerables y, en muchos de los casos, incapaces de valerse por sí mismas».

El dictamen fue aprobado por unanimidad por las Comisiones Unidas de Atención a Grupos Vulnerables y la de Administración y Procuración de Justicia de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

Fuente: El Universal.