El conductor del BMW que se estrelló en Paseo de la Reforma el pasado viernes, causando la muerte de cuatro acompañantes, podría alcanzar hasta 20 años de cárcel en caso de que se le encuentre culpable por homicidio culposo, según dio a conocer Oscar Montes de Oca, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcertadas de la Procuraduría de la Ciudad de México.

El delito por el que se imputa a Carlos Salomón Villuendas Adame, es homicidio culposo (el ir conduciendo a exceso de velocidad y pasándose los semáforos) con el agravante de ir en estado de ebriedad.

“Lo agravado es ir en estado de ebriedad (…) en este caso también se agrava la pena, que puede ser hasta de 20 años de prisión”, señaló el funcionario en entrevista con Denise Maerker.

Tras el percance donde fallecieron cuatro personas y una -el conductor- resultó herida, un médico legista realizó un examen físico y determinó que el conductor no sólo estaba en estado de ebriedad, sino que iba drogado.

Esto, aún después de que el imputado se negara a que le realizaran un examen toxicológico.

“El antecedente que tenemos es que estaban reunidos en un bar, entre ellos sí se conocían (…) Aparentemente, esta es información sin corroborar, iban a festejar el cumpleaños de un familiar del conductor”, apuntó el funcionario.

Este lunes, las 4 familias de los fallecidos acordaron no otorgar el perdón a Villuendas Adame, por lo que este viernes 7 de abril se decidirá si se vincula o no a proceso.

El domingo, la juez de control, Gloria Hernández Franco, le impuso la medida de prisión preventiva.

 

Con información de Milenio / El Gráfico