El huracán Harvey ha tomado más fuerza, lo cual lo llevó a convertirse en uno de los fenómenos meteorológicos más grande en más de una década, el cual amenaza con golpear varias entidades de Estados Unidos a lo largo de la costa del Golfo de México.

El huracán Harvey pasó a categoría 2 con vientos de hasta 105 kilómetros por hora cuando se movía hacia el noroeste a unos 355 kilómetros de Corpus Christi, Texas, informó el Centro Nacional de Huracanes.

Se esperan hasta 97 centímetros de lluvia en partes de Texas, con vientos de hasta 125 millas por hora, y los niveles del mar pueden subir tan alto como 3.7 metros. Del otro lado, en Luisiana podría obtener 10 a 15 pulgadas de lluvia. Las advertencias de inundación están en efecto para Louisiana y el norte de México.

El acercamiento de Harvey ha provocado evacuaciones y el cancelar el primer día de escuela en varias comunidades a lo largo de la costa del sur de Texas, donde habitan más de 5.8 millones de personas de Corpus Christi a Galveston.

Louisiana y Texas declararon estados de desastre, autorizando el uso de recursos estatales para prepararse para la tormenta. El presidente Donald Trump ha sido informado y está dispuesto a proporcionar recursos si es necesario, señaló la Casa Blanca.

Con información de El Economista.