A través de un comunicado de prensa, el Palacio de Buckingham anunció que el Príncipe Harry, y su esposa, Meghan Markle, ya no utilizarán sus títulos de «Su Alteza Real», que les da título de la nobleza británica. Tampoco recibirán fondos de la Corona para realizar sus actividades.

Este nuevo acuerdo, informado también por la BBC de Reino Unido, entrará en efecto esta primavera, y es el resultado de «muchos meses de plática y discusiones más recientes», según la familia real. El acuerdo llega tan sólo unas semanas después de que la pareja anunciara que les gustaría distanciarse de la nobleza para tener vidas más normales y trabajar para mantenerse.

En este sentido, el Duque y Duquesa de Sussex también informaron que reembolsarán 2.4 libras esterlinas al pueblo británico por la remodelación de Frogmore Cottage, vivienda que seguirá siendo su casa en Reino Unido.

Anteriormente, la Reina Isabel había informado que respaldaba la decisión de su nieto. En este nuevo anuncio, el Palacio anunció que Harry, Meghan y Archie siempre serán «miembros amados de la familia»