Empleados de la fábrica de Coca-Cola en Signes, cerca de Marsella, encontraron cerca de 370 kilos de cocaína en un contenedor proveniente de Sudamérica.

La droga la cual se encontraba en bolsas ocultas dentro del contenedor, tiene un «valor comercial de 50 millones de euros». La sustancia fue encontrada el viernes, esto después de abrir el contenedor, hasta el momento ningún sospechoso a sido detenido.

La investigación pasó a manos de la policía judicial de Marsella, quienes tratarán de buscar el origen del cargamento de droga.

Entre los decomisos de droga más espectaculares de Francia, existe uno que realizó la aduana en Abril de 2015 de 2.2 toneladas de cocaína en un velero en aguas de la isla caribeña Martinica.