Más de 32 millones de cuentas de Twitter fueron hackeadas y sus contraseñas puestas en venta a través de la Deep Web.

No obstante, la red social ha negado que los datos hayan sido obtenidos por una brecha de seguridad en Twitter. «Nuestros sistemas no han sido vulnerados. De hecho, hemos estado trabajando para ayudar a mantener las cuentas seguras comparando nuestra información con la que ha sido publicada en filtraciones recientes», dijo un vocero a TechCrunch.

Se cree que los hackers consiguieron la información a través de un programa malicioso que infecta a navegadores como Firefox y Chrome.

En su sitio, LeakedSource publica que en total se han visto afectadas 32 millones 888 mil 300 cuentas, por lo que se recomienda ampliamente cambiar tu contraseña lo antes posible.

Además, se ha elaborado un ranking con las contraseñas más comunes utilizada por los usuarios afectados. De todas las claves robadas, la ya conocida 123456 es utilizada por 120 mil 417 afectados mientras que la palabra password (contraseña) aparece 17 mil 471 veces.