Dicen que 2018 es el año de la luna por la gran cantidad de espectáculos que nuestro satélite natural nos ofrecerá a lo largo del año, desde superlunas, como la que iluminó el cielo el 1 de enero.

Pero incluso antes de que termine el mes podremos disfrutar de un increíble e inusual espectáculo celeste pues el 31 de enero ocurrirá otra superluna, la cual se verá roja y además, estará acompañada de un eclipse total de Luna.

De acuerdo con Raúl Mújica García, responsable de divulgación y comunicación del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), durante el eclipse total de luna que veremos este mes, la luna se pondrá roja debido a que la Tierra estará alineada con la Luna y el Sol, por lo que la luz del sol pasará por la atmósfera de la Tierra y una sombra roja se proyectará en la luna.

Mújica García mencionó que la tonalidad del rojo de la Luna dependerá también de la cantidad de polvo y de contaminantes que hay en la atmósfera.

A diferencia de los eclipses solares que solo se pueden ver en ciertas zonas donde cae la sombra, el eclipse lunar será visible desde cualquier parte donde sea de noche en ese momento sin necesidad de equipo especial.

[Con información de La Jornada]