El pasado miércoles 8 de abril se publicó en el periódico oficial «La Sombra de Arteaga» el acuerdo por el cuál se habilita al Querétaro Centro de Congresos como la «Unidad Médica de Aislamiento 1», en donde podrán estar aislados pacientes con la enfermedad de COVID-19 confirmada, y que no amerite hospitalización.

La publicación señala que el aislamiento, que se deberá ordenar por escrito, durará sólo por el tiempo de transmisibilidad de la enfermedad, y terminará cuando termine el peligro de contagio. Este periodo es de 14 días, de acuerdo a las disposiciones de la Secretaría de Salud federal.

«El aislamiento consiste en la separación de personas infectadas, durante el periodo de transmisibilidad (…) se ordenará por escrito y durará el tiempo estrictamente necesario para que desaparezca el peligro de contagio, de conformidad con las disposiciones aplicables», detalla el periódico oficial del estado.

De igual forma, se apunta que se decretará el aislamiento en el Querétaro Centro de Congresos a todas las personas con la enfermedad que «por su condición económica, social o familiar no pueda realizarlo en su domicilio».

Asimismo, se indica que la supervisión del funcionamiento de la Unidad Médica de Aislamiento 1 (UMA-1) estará a cargo de la Secretaría de Salud del Poder Ejecutivo del Estado, a través de Servicios de Salud del Estado de Querétaro.