Frente a una creciente preocupación de parte de los padres de familia al momento de permitirle el uso de internet a sus hijos, la compañía Google lanzó hoy un nuevo buscador que protegerá a los niños de contenidos no aptos para ellos. 

Se llama Kiddle y funciona exactamente igual que Google, la diferencia es que es un diseño más atractivo para los niños y en en el momento en que se buscan palabras obscenas o contenidas no aptos para ellos, como pornografía, aparece un robot disgustado y un anuncio que dice “No Results”. 

Si la búsqueda no esta relacionada con contenido no apto para adultos, Kiddle aún así bloqueará algunos resultados que puedan ser una desagradable sorpresa. Por ejemplo, si la búsqueda esta relacionada con algún famoso, Kiddle ocultará fotografías y artículos relacionados con contenidos desagradables con los niños, como fotografías de esa persona desnuda o consumiendo drogas.