Este jueves al abrir Google nos encontramos con la imagen de Gilberto Bosques Saldívar, un mexicano que se convirtió en leyenda durante la Segunda Guerra Mundial al salvar la vida de 40 mil personas.

Gilberto Bosques Saldívar nació hace 125 años y entre los años de 1939 y 1942 ejerció como cónsul general de México en Francia, cargo que aprovechó para ayudar a los perseguidos por el nazismo y a republicanos españoles que habían huido del franquismo.

El diplomático empezó protegiendo a los mexicanos que vivían en Francia, pero fue ayudando también a otros grupos. Cuando los nazis tomaron París, Bosques huyó y estableció un nuevo Consulado en Marsella.

Junto con otros diplomáticos, Bosques alquiló dos castillos en los alrededores de Marsella y en ellos dio asilo a mil 350 hombres y mujeres para evitar que fueran capturados por los nazis.

Durante su periodo como cónsul Bosques Saldivar firmó alrededor de 40.000 visas para que personas perseguidas por el fascismo pudieran abandonar Europa y refugiarse en México.

Cuando el Gobierno mexicano finalmente rompió relaciones con la República de Vichy, el Consulado que dirigía Bosques fue tomado por la Gestapo, la policía secreta alemana, y él y su familia fueron apresados. Fue hasta 1944 que fue liberado y pudo volver a México, donde fue recibido por una multitud de refugiados que estaban vivos gracias a su protección.

Gilberto Bosques Saldívar murió el 4 de julio de 1995, a los 102 años y hoy Google recuerda su legado.

Fuente: El País