Hay partidos en los que un equipo marca más de tres goles y detienen su goliza para no humillar más al rival, pero el club Pelileo SC no lo hizo, y en cambio, marcó la mayor goliza en la historia del fútbol profesional.

Anotando 44 goles y recibiendo uno, diez de los jugadores del equipo ecuatoriano anotaron durante el juego. Ronny Medida fue el mayor goleador del partido, marcando 18 goles al equipo rival.

Durante el primer tiempo se anotaron 24 goles, y durante el segundo otros 20, más uno del equipo rival, el Indi Native que no podía irse de tal humillación en blanco.

El partido formó parte del torneo de segunda categoría, en el cual se define anualmente a los dos equipos que ingresarán a la serie A.

De acuerdo con El Comercio se trata de la mayor goleada de la historia en el futbol profesional, rompiendo el récord de 36-0 registrado en 1885 en el futbol Ingés.