A pesar de la gran polémica que generó el año pasado la captura y escape de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, alias «el Chapo», el Gobierno Federal aún no tiene una orden de aprehensión contra el narco-junior, según indicó el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.

En este sentido, señaló que Ovidio está sólo «sujeto a una orden de extradición», por lo que el Gobierno Federal primero debe judicializar el caso.

«No hay orden de aprehensión contra Ovidio, en realidad está sujeto sólo a una orden de extradición, hubo un operativo fallido del que ya se ha hablado de manera suficiente, pero en este momento solo es por esa responsabilidad que debemos actuar nuevamente por su detención», indicó el funcionario.

De igual forma, aseguró que sí se enteraron de la boda de la hija del Chapo por la que cerraron la Catedral de Culiacán. Sin embargo, no actuaron porque «ahora tenemos que consolidar toda la parte judicial, es decir, la judicialización del caso para evitar que se presenten decisiones judiciales como la que conocimos ayer», señaló, en alusión a la liberación de la esposa del Marro.