El gobierno municipal de Querétaro precisa que con el gobierno del estado se privilegia la coordinación en el trabajo respetando el ámbito de competencia de cada uno de estos niveles de gobierno, por lo que en el caso del corralón de Santa Rosa Jáuregui, ambas instancias instalaron una mesa de trabajo para dar seguimiento al caso y proteger los intereses de los ciudadanos vigilando que el concesionario cumpla con el pago de los daños.
Por ello, el Presidente Municipal de Querétaro Marcos Aguilar Vega, resaltó que para el gobierno que encabeza es prioridad la coordinación y respeto institucional con el gobierno del estado, para lograr tener una administración pública que privilegia a los ciudadanos, y en el caso del corralón de Santa Rosa Jáuregui es un tema netamente del orden jurídico donde la administración municipal y estatal sumarán esfuerzos para que el concesionario del mismo cumpla con lo que especifica la ley y se responsabilice de los daños ocasionados.
Destacó que para las autoridades municipales es importante precisar que en el tema de la guarda y depósito de los vehículos, se encuentra dentro de la Ley de Servicios Auxiliares del Transporte Público del Estado de Querétaro, es el ordenamiento legal que regula lo que viene siendo la guarda y el depósito de todos los vehículos.
En ese sentido, Aguilar Vega que el gobierno municipal es corresponsable para que se otorgue un buen servicio en este y en todos los corralones que existen en el municipio de Querétaro, y de manera coordinada con el gobierno del estado que encabeza Francisco Dominguez, se está trabajando para el reordenamiento de estos espacios públicos.
Afirmó que junto con gobierno del estado, el municipio de Querétaro, hará respetar el marco jurídico en que se encuentra englobada la concesión del corralón de Santa Rosa Jáuregui, vigilando que el concesionario cumpla con su responsabilidad de reparar el daño que se ocasiono con el incendio del pasado martes por la madrugada.
En este sentido, aclaró que su gobierno que no rehúye a su responsabilidad en el asunto, ni le endosa la misma a otro nivel de gobierno, precisó que desde noviembre pasado, a la persona que se encuentra en posesión del bien inmueble se le requirió, vía oficio que pudiera acreditar ante el municipio de Querétaro, con qué carácter se encontraba en posesión del dicho predio.
En tanto, recordó que el predio es propiedad del municipio, y el último contrato de comodato que se suscribió con ellos fue en el 2009, y desde que está administración entró en funciones se les ha estado requiriendo por medio de la Secretaría de Administración y también por medio de la oficina del Abogado General con el objeto de poder clarificar este contrato que se tienen con quien actualmente es el poseedor que es el arquitecto Jesús Cabrera Santoveña.

Añadió que es importante señalar que la misma ley que establece la obligación de otorgar un seguro de daños contra terceros, y esa obligación le corresponde al concesionario, no al gobierno municipal o estatal.
Por lo anterior el gobierno municipal deja en claro que en el caso del corralón de Santa Rosa Jáuregui, se actúa de manera respetuosa, pero firme, con la responsabilidad del concesionario, que se comprometió a reparar los daños.
Y con el gobierno estatal que encabeza Francisco Dominguez Servién, tenemos apoyo y respeto, por lo reiteró su reconocimiento al gobernador y la disposición a seguir trabajando de manera coordinada y respetuosa, porque ambos niveles de gobierno tienen el mismo objetivo: hacer de Querétaro un mejor lugar para vivir.
Por lo anterior el gobierno municipal deja en claro que en el caso del corralón de Santa Rosa Jáuregui, se actúa de manera respetuosa, pero firme, con la responsabilidad del concesionario, que se comprometió a reparar los daños.
Y con el gobierno estatal que encabeza Francisco Dominguez Servién, tenemos apoyo y respeto, por lo reiteró su reconocimiento al gobernador y la disposición a seguir trabajando de manera coordinada y respetuosa, porque ambos niveles de gobierno tienen el mismo objetivo: hacer de Querétaro un mejor lugar para vivir.