La Secretaría de Salud suministrará hidroxicloroquina a más de 20 mil pacientes de COVID-19, a pesar de que este medicamento, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, «sólo debe utilizarse en estudios clínicos» por los riesgos que conlleva.

La decisión del Gobierno de utilizar el polémico medicamento la dio a conocer José Sifuentes, director del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, en una entrevista con el periódico Milenio, que hoy se presenta en su primera plana. 

El funcionario informó que se recibieron más de 130 mil dosis del medicamento como una donación del medicamento genérico de Novatris.

“Lo que hemos convenido con el secretario (de Salud, Jorge Alcocer) es distribuirlo en las instituciones de la coordinación de los institutos nacionales de salud, hospitales regionales, de alta especialidad y con instituciones de seguridad social”, dijo Sifuentes, quien añadió que entre los efectos secundarios del uso de este medicamento se encuentran desde alergias, intolerancia gástrica y problemas cardiacos, además de otros riesgos en retina, cuando se utilizan dosis elevadas y por un tiempo prolongado, por lo que se prevé suministrar dosis bajas a medianas del fármaco a pacientes covid-19 por un máximo de 7 días.

A pesar de que coincidió en que la OMS no recomienda el uso de este fármaco, el funcionario señaló que hasta ahora los estudios clínicos han demostrado que la  hidroxicloroquina reduce la inflamación generalizada que presentan las personas contagiadas de COVID-19, por lo que se utilizará en personas en las fases inciales del contagio.

“Y esto se puede hacer, no solo con el seguimiento presencial, sino incluso con el seguimiento a través del teléfono, las videollamadas se puede hacer ese seguimiento cuidadoso de esos pacientes”, apuntó.

¿Qué dice la OMS sobre el fármaco? 

Apenas este miércoles, el director ejecutivo de la OMS para emergencias sanitarias, Mike Ryan, fue muy claro al recomendar que este fármaco se utilice sólo como parte de estudios clínicos.

Luego de que se generara polémica porque el Presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó que él lo tomaba, Ryan recalcó que el organismo no recomienda el uso de esta droga.

De hecho, se han generado alertas por sus potenciales efectos secundarios y muchos países han limitado su uso a estudios clínicos, supervisados por médicos en hospitales», indicó. “En estos momentos estamos realizando junto a muchos países numerosas pruebas de drogas para el tratamiento de la COVID-19, entre estas la hidroxicloroquina y la cloroquina, y desde la OMS aconsejamos que el uso de estas drogas se reserve a estudios clínicos”, agregó.