Una semana después de que diversos bancos del mundo -desde JP Morgan Chase hasta Citibanamex- redujeran sus expectativas de crecimiento para México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público reconoció que la cosa no pinta bien, y redujo su expectativa de crecimiento para el país a ser desde un crecimiento de 0.1%, a una reducción de hasta-3.9%.

Esto lo dio a conocer en los Pre-Criterios Generales de política económica para el 2021, donde además proyecto un precio del barril de petróleo de la mezcla mexicana de 24 dólares, menos de la mitad de los 49 dólares aprobados por el Congreso el año pasado.

De igual forma, en los pre-criterios generales reconocieron que estas expectativas son consistentes con lo pronosticado por el sector privado, y con la coyuntura mundial actual, que enfrenta «el reto más importante desde la II Guerra Mundial»