Aquellos empleados que cuenten con los años de antigüedad necesarios para pedir su jubilación, pero que decidan continuar laborando, recibirán un bono por parte del Gobierno Estatal.

Se trata de un bono de productividad, el cual se acordó durante la reunión de las autoridades estatales con el Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado, informó el gobernador Francisco Domínguez Servién.

«Vamos a buscar en cada trabajadora, cada trabajador al servicio del estado que quiera quedarse, trabajar; aunque ya cumpla su jubilación, ofrecerle algo para que dado su antigüedad de 28 años, 30 años, aunque no haya cumplido 60 años pero que quiera seguir trabajando en el estado, el gobierno puede hacer un esfuerzo, estamos trabajando en ello, y por eso hemos logrado conjurar afortunadamente esta huelga», aseguró el mandatario estatal.

Así mismo, señaló que será dentro de los próximos días cuando se de a conocer cuántos burócratas continuarán laborando a pesar de la jubilación.