Este jueves el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, advirtió a los manifestantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que si no retiraban los bloqueos en los próximos días, no se instauraría una nueva mesa de diálogo, y en respuesta, los manifestantes advirtieron que intensificarían sus protestas si no se desarrolla el diálogo.

Ahora, ante la negativa de los ‘maestros’, el secretario hace presión y advierte que «estamos en el límite, y el límite lo marca la afectación a los derechos de la mayoría de los oaxaqueños y chiapanecos».

Osorio Chong reiteró que es necesario llegar a una situación favorable para la ciudadanía, es decir, que se retiren los bloqueos y se permita reabastecer tiendas y negocios.

En lo que la Coordinadora describió como un «acto de buena fe», se permitió a los automóviles particulares y de carga, así como a las pipas de combustible atravesar los bloqueos, pero sin retirarlos e incluso asegurando que los mantendrán «por tiempo indefinido».

Por su parte, la Sección 7 de la CNTE en Chiapas advirtió que los bloqueos continuarán ‘de forma permanente’ para los camiones de empresas trasnacionales, pero permitirán el paso a servicios de emergencia, pipas de combustible y transporte público.

El secretario insiste, sin embargo, en que el gobierno está abierto al diálogo, y que buscará una solución en la que ambas partes se vean beneficiadas, «pero hay que poner condiciones».

«Si esto no se puede dar, bueno, nosotros tenemos que cumplir con la exigencia y con lo que es nuestra obligación, devolver la estabilidad», aseguró, pero agregó también que esto es *»sin amenazas, sin advertencias».

También celebró que se haya permitido reabastecer las gasolineras de Oaxaca y Chiapas, pero lamentó que en la noche se haya impedido el paso de vehículos nuevamente.

«Eso no es suficiente»

Osorio Chong señaló que «se agota el tiempo», y advirtió que la circunstancia en que los manifestantes tienen a la población en Oaxaca y Chiapas es inaceptable.

Destacó que es necesario regresar a la normalidad para que se realicen los pagos de Prospera y se distribuyan los insumos de la Sedesol, entre otros programas que se han visto afectados por las manifestaciones de la CNTE.

Reiteró que permitir el reabastecimiento de las gasolineras es un gran paso pero «eso no es suficiente», y pidió nuevamente levantar los bloqueos, pues de otra manera las autoridades no volverán a sentarse con la coordinadora.

En respuesta a esto, la Coordinadora emitió un comunicado en el que asegura que desea continuar el diálogo con el gobierno, sin embargo, demanda mantener los bloqueos carreteros en el estado y el cierre de oficinas del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Así, será este sábado 2 de julio cuando se determine si se realizará la nueva mesa de diálogo con los ‘maestros’.

Apenas el miércoles pasado, el gobernador oaxaqueño Gabino Cue advirtió a los manifestantes que el gobierno tiene la capacidad y el respaldo de la ley para retirar los bloqueos en el momento que quieran, sin embargo, es necesario primero agotar las vías del diálogo y la negociación antes de tomar esta decisión.

Se agota el tiempo y los maestros deben decidir, mantendrán los bloqueos e intensificarán sus protestas, o -por primera vez en este conflicto- cederán un poco para permitir una resolución pacífica.