La defensa del ex-secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, informó a la corte federal de Brooklyn que se encuentran en negociaciones con el Departamento de Justicia para llegar a un acuerdo y evitar ser enjuiciado.

La semana pasada, el ex-funcionario, señalado como el «arquitecto» de la llamada «Guerra contra el Narco» de Felipe Calderón, se declaró no-culpable por cuatro delitos relacionados al narcotráfico por los que enfrentaría un juicio. Entre ellos se encuentra el haber recibido millones en sobornos del Cártel de Sinaloa para permitir operar en México y EE.UU.

Ahora, para evitar ser juzgado por la misma corte que juzgó a Joaquín «El Chapo» Guzmán, García Luna busca llegar a un acuerdo con Washington para evitar los cargos. En la práctica, esto suele traducirse en que el acusado colabore con las autoridades para convertirse en testigo cooperante de otros casos o «perseguir a peces más gordos».

En el documento enviado a la oficina del juez Brian Cogan, de la corte federal que juzgará a García Luna, se señala que las negociaciones con el Departamento de Justicia iniciaron desde el pasado tres de enero.

En caso de que García Luna se convierta en testigo cooperante del gobierno de Trump, tendría que dar información sobre la narco-corrupción de la que fue partícipe durante los sexenios de Fox y Calderón, así como de las operaciones del Cártel de Sinaloa.