Los empresarios queretanos dedicados al ramo gasolinero confesaron que la llegada de las empresas multinacionales a la entidad les han provocado importantes pérdidas económicas desde la implementación de la Reforma Energética.

De acuerdo con el gerente de la asociación civil Unión de Estaciones de Servicio de Querétaro, Enrique Arroyo Enzástiga, a la llegada de las empresas extranjeras se suma el incremento en el precio del combustible y la instalación de 15 nuevas estaciones de servicio cada año.

«El problema es que la competencia no beneficia a los empresarios, pues las nuevas compañías utilizan la infraestructura de Petróleos Mexicanos (Pemex). El único cambio es el nombre de la estación de servicio y que ofrecen un aditivo distinto al de la petrolera, que no es funcional para todos los vehículos», señala Arroyo en entrevista para La Jornada.

A esto se le suma que los usuarios han demostrado preferir a las transnacionales por ser una ‘novedad’, lo que ha provocado pérdidas de un 10 por ciento al mes en la venta de combustible, es decir, unos 40 mil litros vendidos menos.

Pero los empresarios confían en que muy pronto todo vuelva a la normalidad, no solo cuando pase esta ‘moda’, sino porque las empresas nacionales proyectan generar estrategias de mercado para atraer a la gente a través de rifas o descuentos.

[Con información de La Jornada]