La policía turca se encargo de detener a seis personas esta mañana después del asesinato del embajador ruso, quien murió baleado mientras ofrecía un discurso en una galería de arte de Ankara por un policía fuera de servicio que gritó «¡No olviden Alepo!» y «¡Alá es grande!».

Embajador Ruso

Este martes la agencia estatal Anadolu informó que la madre, el padre, la hermana y otros dos familiares del autor del asesinato han sido detenidos en la provincia occidental de Aydin, su compañero de apartamento fue aprehendido en Ankara.

La policía local se encontraba trabajando en la zona acordonada el martes por la mañana a las afueras de la galería de arte donde el embajador, Andrei Karlov, fue asesinado. Una furgoneta llena de investigadores de la escena del crimen estaba estacionada frente al edificio.

Estados Unidos anunció que las tres misiones que tenían en Turquía cerrarían este martes, esto después de que se produjeron algunos disparos delante de la embajada estadunidense en Ankara durante la noche del lunes. La embajada americana está cerca de la galería de arte donde Karlov fue baleado y un hombre fue detenido por el incidente.

Embajador Ruso

El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso informó el martes que los jefes de la diplomacia de ambos países habían subrayado la necesidad de aumentar los esfuerzos para el combate efectivo contra el terrorismo durante una conversación telefónica.

Fikri Isik, El ministro de Defensa de Turquía, le hizo una promesa a su colega ruso, Sergei Shoigu, que no descansaría hasta encontrar a aquellos que están detrás del asesinato del embajador Karlov.

«Independientemente de quién esté detrás del atentado, lo sabremos. Con toda seguridad, los encontraremos», dijo Isik, quien viajó a Moscú para mantener consultas a tres bandas con sus colegas ruso e iraní sobre Siria, aseguró que Ankara compartirá con Moscú toda la información sobre las circunstancias que rodearon el asesinato.