Usuarios de distintas redes sociales pedían que se aplicará el reglamento de tránsito al Sumo Pontífice durante su visita a la ciudad de México; pues el recorrido que realizó de la Nunciatura Apostólica al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, fue en sentido contrario.

El Papa tenía que ir a aeropuerto para tomar su respectivo avión y dirigirse a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Ante dicha situación, oficiales hicieron un operativo de seguridad para su traslado.

Muchas personas, incluso periodistas, notaron que durante su trayecto por los carriles del Circuito Interior que va hacia avenida Patriotismo, las controversiales cámaras de foto-multas se activaron más de 1 vez, pues detectaban que el vehículo viajaba en sentido contrario, además de reportar que el Papa viajaba a exceso de velocidad.