El pasado jueves un sujeto denunció haber visto como un niño en bicicleta era atrapado por un grupo de sujetos que lo subieron a una camioneta negra sin placas en las calles de la ciudad de Surrey, en Reino Unido.

Inmediatamente, la policía inició un operativo a gran escala para localizarlo. Se pusieron en marcha revisiones a cámaras de seguridad, se alertó a las estaciones de policía en ciudades próximas, se desplegaron perros de búsqueda y equipo especializado y se estableció un cerco de varios kilómetros para atrapar a los secuestradores. Cuatro días después, no se h

No se sabía el nombre del niño o su edad, ningún padre de la ciudad había denunciado la desaparición de su hijo y no se había encontrado ninguna pista del supuesto secuestro, lo único que se sabía era lo que la llamada anónima había reportado.

La Policía de Surrey lanzó una cacería inmediata para dar con el pequeño. Advirtió a la población y a los medios para que colaboraran. Aquí la ficha de la supuesta furgoneta desde la cual capturaron a la víctima
Imagen difundida para ubicar la supuesta camioneta en que secuestraron al menor

La bicicleta en la que supuestamente viajaba el niño al ser capturado fue encontrada en el lugar, sin embargo, una investigación demostró que llevaba ahí varias semanas. También se encontró una camioneta idéntica a la descrita por la llamada anónima, con la diferencia de que estaba vacía y no tenía huellas de haber sido utilizada en sucesos criminales. Fue entonces cuando las autoridades comenzaron a preguntarse, ¿Y si la historia no era cierta?

A cuatro días del secuestro no se había conseguido información que llevara al rescate del niño a pesar de contar con el apoyo de los medios y prácticamente toda la ciudadanía. Aún más raro, ningún padre había denunciado la desaparición de su hijo, en las escuelas no había faltas atípicas y no se tenían más testigos del supuesto secuestro.

Estos últimos dos datos fueron determinantes para que la Justicia de Surrey decidiera dar por terminada la búsqueda del niño y se declarara todo como una falsa alarma.

La bicicleta en la que supuestamente se trasladaba el niño de “6 o 7 años” secuestrado en Surrey
La bicicleta del niño llevaba ahí ya varias semanas

«La vida y su salvaguarda de los niños es nuestra prioridad cuando alguien se presenta con una denuncia como ésta, y es por eso que tomamos las medidas que tomamos. El tiempo es clave y por tal motivo pedimos ayuda a la población y a los medios para descubrir qué había pasado tan pronto como pudiéramos», declaro el jefe de la policía local, Pete Fulton.

Si bien la policía ha recibido críticas por haber desperdiciado recursos sin asegurarse de que la situación era verídica, la mayor parte de la población y en redes sociales se aplaude su actuar ante una situación de secuestro.

Fuente: Infobae