Durante las últimas décadas las redes sociales se han vuelto parte importante de nuestras vidas, a veces demasiado importante, y su abuso, como el de cualquier droga, puede provocar problemas en los usuarios.

Investigadores de Facebook saben esto y en una publicación realizada en su blog han señalado las consecuencias emocionales que conlleva el uso pasivo de la red social más grande del mundo.

De acuerdo con Facebook, utilizar en exceso la red social puede provocar un aumento de depresión en los adolescentes, pero también puede ser bueno para la salud. Todo depende de cómo se utilicen las redes.

Según señala en la entrada en su blog, el uso pasivo de las redes sociales, es decir, navegar por la plataforma sin interactuar con nadie, provoca que los usuarios se sientan peor. Por otro lado, utilizar Facebook (y cualquier otra red social) para comunicarse con sus amigos y contactos cercanos genera bienestar en los usuarios.

David Ginsberg, director de investigación de Facebook, y Moira Burke, científica investigadora de la empresa, señalaron un estudio de la revista Experimental Psychology que decía que estudiantes de la Universidad de Michigan a quienes les habían asignado aleatoriamente leer Facebook durante 10 minutos terminaban el día con peor humor que los estudiantes a quienes les pidieron publicar o hablar con amigos en la plataforma.

El estudio también hablaba de una investigación que realizó Burke con un profesor de Carnegie Mellon que demostró que recibir o enviar mensajes directos o publicaciones y comentarios en el muro personal aumentan el bienestar psicológico.

[Con información de Sin Embargo]