A causa del miedo de ser contagiados de Covid-19, en el poblado de Lo de Marcos, ubicado en el municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, los habitantes han establecido un cerco sanitario para evitar la entrada de turistas, sin embargo, ahora también le han impedido el acceso a Mel Morado, una enfermera que trabaja en el hospital San Francisco.

A través de sus redes sociales, la enfermera denunció que el pasado miércoles, cuando volvió del hospital a su pueblo, fue detenida en el cerco sanitario y se le advirtió que si entraba, no podría volver a salir, pues ella es un ‘foco de infección’ al trabajar en el hospital.

Según narra la enfermera, cuando llegó al pueblo, un delegado sí quiso atender su caso para ayudarla, pero una mujer cuyo nombre no fue dado a conocer, convenció a la gente de que era «una persona peligrosa para el pueblo», por lo que se le negó el acceso al pueblo.

De acuerdo con Mel, uno de los habitantes incluso le ofreció dinero para que se fuera del pueblo, «soy capaz de pagarte una renta en San Pancho para que allá te quedes», y los habitantes mantienen una distancia de dos metros con ella para evitar el riesgo.

Con información de Milenio.