Entre 2014 y 2018, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) contrató 133 empresas fantasmas para adquirir equipo médico, reveló Impunidad Cero y Justicia Justa en su estudio ‘Facturas falsas: la epidemia en el sector Salud’.

En total, el IMSS pagó 320.9 millones de pesos para la adquisición de 15 ventiladores, 250 mil uniformes quirúrgicos, 80 mil 377 batas para aislamiento, 114 mil 746 colchas y sábanas para camas hospitalarias, así como cientos de equipos médicos, instrumental quirúrgico y miles de artículos como agujas, gasas y medicamentos, sin embargo, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) no pudo comprobar la existencia de las empresas contratadas.

De acuerdo con la investigación, cada ventilador comprado a estas empresas fantasmas costó 532 mil 625 pesos y estaba descrito como «equipo electromecánico controlado por microprocesador y de soporte de vida para apoyo ventilatorio».

Entre 2017 y 2018, una de las empresas fantasma vendió al IMSS más ventiladores y equipo médico para el área de urgencias con un valor de 10.7 millones de pesos, pero también celebró contratos con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y otros organismos de salud a nivel estatal.

Con información de El Universal.