Dos ex concejales de la localidad de Novo Gama, en el estado brasileño de Goiás, fueron detenidos luego de meterse al ayuntamiento municipal disfrazados de fantasmas para robar una impresora.

Los disfraces de los ex funcionarios consistían únicamente en sábanas blancas y según los detenidos, lo hicieron principalmente para asustar a los guardias de seguridad.

De acuerdo con la policía local, el robo ocurrió el pasado 1 de enero y los funcionarios detenidos fueron Carlos Alarcom Cartaxo, ex secretario de Transporte y Adriano Marques Tavares, ex titular de Deportes y Turismo.

«Alegaron que estaban bebidos por la conmemoración de fin de año y decidieron entrar en la sede del ayuntamiento para asustar a los vigilantes, y que cuando estaban dentro aprovecharon para llevarse una impresora como recuerdo», señalaron las autoridades.

La broma de los ex funcionarios derivó en que los acusaran de robo y daño al patrimonio público.

Fuente: Infobae