En respuesta a la polémica política migratoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el Parlamento Europeo se encuentra analizando la posibilidad de imponer visas a los ciudadanos estadounidenses que deseen ingresar al territorio europeo.

Luego de que Donald Trump se negara a dar acceso sin visa a Estados Unidos a los ciudadanos de Polonia, Croacia, Chipre, Rumania y Bulgaria, el Parlamento votó a favor de que la Comisión Europea niegue la entrada a todo ciudadano de EU que no tenga visa.

«La Comisión Europea está legalmente obligada a tomar medidas para reintroducir temporalmente una obligación de visa para los estadunidenses, dado que Washington se rehúsa a dar acceso libre a su territorio a los ciudadanos de cinco países de la UE», advirtió el Parlamento.

La Comisión Europea, que no impone ninguna visa a los estadounidenses que ingresan en la UE por menos de tres meses, pide desde 2014 que Washington aplique reciprocidad de exención que beneficie a los más de 500 millones de ciudadanos europeos.

La llegada de Trump al poder ha provocado una serie de reacciones de diferentes partes del mundo, por ejemplo, 57 países han anunciado una donación de 200 millones de dólares para financiar a organizaciones de planificación familiar que se quedaron sin el apoyo estadunidense gracias a la decisión de la administración actual.