El Departamento de Seguridad Nacional de Defensa de la unión Americana planea enviar casi 1000 soldados a la frontera sur del país ante la Caravana Migrante con el fin de reforzar la seguridad y «dar apoyo en sus capacidades» afirmó la secretaría de seguridad nacional, Kirtjen Nielsen para Fox News.

Por su parte,  el presidente Donald Trump publicó en su cuenta de twitter «Regresen a su país». «Utilizaremos militares para esta emergencia nacional». El magnate junto con su administración de Trump se encuentran enfocados en la caravana de migrantes, que podría llegar a la frontera sur de Estados Unidos a finales de la próxima semana.

Aún no quedan claro cuales sería las funciones de los efectivos gracias a la Ley Posse Comitatus limita a los militares a realizar operaciones de carácter civil. En ese sentido su labor podría abarcar temas de apoyo, entrenamiento, vigilancia y logística.