La contaminación que genera la creación, el uso y desperdicio de plástico es un problema importante en la actualidad, tan solo en el Océano Pacífico existen dos islas de basura conformadas en más de un 90 por ciento de plástico, las cuales deterioran las condiciones de vida de la fauna marina y que también tienen un impacto importante en el calentamiento global.

Dalila Rubicela Cruz Fabián, estudiante de la Maestría en Diseño e Innovación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro, ha encontrado una forma de hacer frente a este problema a través del uso de escamas de pescado.

La estudiante desarrolló un polímero biodegradable hecho con escamas de pescado, un producto de desecho en la industria pesquera.

Esta no es la primera vez que se intenta utilizar escamas de pescado para la creación de nuevos materiales, de hecho, algunos de los métodos utilizados por la ingeniera se basan en antecedentes de Reino Unido.

Gracias al Fondo de Proyectos Especiales de Rectoría (FOPER), la universitaria sigue avanzando con su investigación y ha trabajado también en una máquina que hace piezas de hasta 20 centímetros de diámetro. Su proyecto está próximo a ser patentado y en un futuro podría convertirse en una alternativa importante para el desarrollo de polímeros.