Después de que el pasado domingo se registrara un accidente en donde cuatro de 5 integrantes de una familia perdieron la vida, el causante, que manejaba en estado de ebriedad, tendrá que pagar un total de un millón 767 mil pesos de indemnización por las vidas perdidas, así como los gastos funerarios y gastos médicos del lesionado sobreviviente.

Durante la Audiencia Inicial del sujeto, imputado por homicidio culposo, se le dictó prisión preventiva sin derecho a fianza, por lo que tendrá que quedarse en la cárcel mientras se completa su proceso y se dicta una sentencia. Esto puede ser meses antes de que su tiempo de castigo -si es que así lo dicta la sentencia- empiece a contar.

El accidente se registró a la altura de Villas Conín la tarde del domingo. El sujeto iba en estado de ebriedad cuando, en dirección a la Ciudad de México, perdió el control y terminó invadiendo los carriles del sentido contrario, impactándose de lleno contra el Tsuru donde viajaban los 5 miembros de la familia. Como resultado, perdieron la vida los dos padres y dos hijos menores, uno de los cuales era apenas un recién nacido.

Después de esto, el sujeto huyó, aunque se logró dar con él apenas unas horas después, en su domicilio ubicado en el municipio de El Marqués. Fue puesto a disposición de las autoridades.