El pasado 21 de febrero comenzó a operar en Tequisquiapan una nueva estación del Servicio Sismológico Nacional en Tequisquiapan, por lo que se espera que a partir de ahora se registren más sismos en la entidad, no por un aumento en éstos, sino por la sensibilidad del equipo.

De acuerdo con Juan Martín Gómez González, miembro del Centro de Geociencias, campus UNAM Juriquilla, actualmente se está estabilizando el flujo de información con el SSN, pero que en los próximos días se logrará registrar fielmente «la sismicidad que ocurre en la zona y que antes pasaba desapercibida para la mayoría de la población».

En este mismo tema, el experto detalló que trimestralmente se registran unos 800 sismos -principalmente en la zona de la Sierra Gorda de Querétaro-, sin embargo, son de baja intensidad y no se perciben normalmente.

Explicó también que el motivo de que se haya instalado esta estación en Tequisquiapan es debido a que se encuentra en una zona de actividad sísmica que les permite monitorear la sismicidad de fondo en Querétaro, San Luis Potosí, Estado de México y Durango.

Con información de El Universal.