Este es un pequeño islote que cada seis meses cambia de nacionalidad y también cuenta con una historia enorme y muy rica.

Esta isla se encuentra en medio del río Bidasoa, en la zona que se encuentra en Irún y Hendaya, cuenta con alrededor de dos kilómetros cuadrados y en estos dos países llevan a cabo trabajos de protección y mantenimiento y están comprometidos al 100% con el tratado que se firmó en este mismo lugar hace más de tres siglos.

Cualquiera que vea este lugar desde lejos podría pensar que esto no es más que una pequeña isla fluvial sin importancia o historia. Sin embargo, esto esta muy alejado de la realidad.

Ya que este pequeño pedazo de tierra fue testigo de muchos sucesos históricos que tuvieron lugar aquí.

En un principio, esta Isla estuvo poblada por pueblos vascones prerromanos, para después llegar a ser conquistado por Roma. 

Isla_de_los_Faisanes

Esta isla fue durante años un lugar de entrega de rehenes y de infantas casaderas entre ambos países y asimismo fue testigo del fin de la guerra que se dio entre entre España y Francia durante 1648 y 1658.

El momento más importante de su historia tuvo lugar cuando esta isla estuvo situada en la frontera entre dos países enfrentados. La Guerra de los Treinta años, misma que enfrentó a muchas naciones europeas entre si y en la que Francia y España estuvieron en bandos diferentes. 

Entre 1636 y 1648, Francia intervino en el conflicto bélico y con la firma del tratado de Westfalia que puso fin a la guerra, consiguió varias ventajas territoriales que perjudicaban a España. Esto provocó una guerra entre ambos países que duró una década pero después de la derrota de las tropas españolas en la Batalla de las Dunas, en 1658, los dos países enfrentados decidieron firmar la paz.

Y como lo imaginan, fue firmado en la Isla de los Faisanes. 

Francia y España pusieron manos a la obra para llegar a un acuerdo territorial por medio de la vía diplomática. Luis de Haro (representante del rey Felipe IV de España) y el cardenal Mazarino (representante de Luis XVI de Francia) llegaron a esta isla a través de puentes que ambos bandos levantaron (por cierto, no hay puentes para cruzar a esta isla).

Isla

Aquí se reunieron los delegados durante varias semanas repartiéndose territorios e intentando llegar a un acuerdo. Mismo al que llegaron con una boda, cuando el rey de Francia contrajo matrimonio con la hija del rey de España, Maria Teresa de Austria.

A este acuerdo se le llamó el Tratado de los Pirineos y en este acuerdo se aceptaron condiciones entre ambos países, donde se repartieron territorios, donde se redibuja un poco el mapa político europeo, en donde se casan monarcas y se decretó que la Isla de los Faisanes sería un condominio rotatorio.

Una tierra que sería propiedad de dos naciones distintas y cuya soberanía se irían turnando. Y de esta forma, los meses de Agosto a Enero, esta isla pertenece a Francia, mientras que los meses de Febrero a Julio es gobernada por España.

Es importante mencionar que en la Isla de los Faisanes no hay faisanes. El nombre por el que se la conoce aquí no es sino un fallo de traducción de la palabra faisants, que vienen a ser los campesinos que cultivaban a la vera del río. 

¿Tendrás alguna idea de donde se celebró la firma del tratado de los Pirineos y la boda entre la hija de Felipe IV y Luis XVI?

Exactamente en la esta isla.

Velazquez viajó desde la corte hasta la Isla de los Faisanes para asistir y retratar la boda y firma de los tratados. Y todo esto sucedió el 9 de Junio de 1660, 59 días antes de que el pintor falleciera. 

En 2010 hubo un evento abierto al público a raíz de ser el 350 aniversario de la firma del tratado de los Pirineos, pero actualmente no tengo idea si solo se pueda ver o puedas llegar a estar en ella. Lo que es cierto es que no hay puentes que lleguen hasta ella, así que en caso de poderse cruzar, hay que hacerlo en barca. 

Lo que es cierto es que es una isla tan bella y llena de historia.