Pocos gatos se han vuelto tan famosos en los últimos años como el Grumpy Cat, esa estrella de internet que se convirtió en sinónimo del «no» y de todo aquello que nos saca de quicio. Ahora, tal parece que una nueva gatita ha llegado para quitarle el trono al Grumpy Cat como el gato más enojado de todos.

Se trata de Meow Meow, una gatita taiwanesa que sufre de hipotiroidismo y que tiene una cara de siempre estar enojada, pero que a pesar de eso no pierde su elegancia y aspecto adorable.

De acuerdo con su dueña, se encontró a la gatita en una tienda de mascotas cuando apenas tenía unos meses de nacida, desde entonces ha estado a su lado y se han vuelto inseparables.

A pesar de su rostro que podría lucir intimidante, Meow Meow es una gatita en extremo cariñosa que masajea a su dueña para despertarla, la sigue a todas partes y se acurruca a su lado.

Con información de Excelsior.