“Blue Star” mejor conocida como “sales de baño” es una droga sumamente potente que está invadiendo la ciudad de Londres.

Esta droga tiene efectos aterradores pues convierte en caníbales a los adictos, es un narcótico alucinógena con aspecto y efectos similares a los de la cocaína sintética, uno de sus elementos químicos es la metilendioxipirovalerona (MDPV), que provoca un aumento en el nivel de fuerza, la presión sanguínea, además de acelerar el ritmo cardíaco y  genera altas temperaturas en el cuerpo.

Entre sus efectos también se incluye la supresión del dolor, provocando que el adicto no reaccione ante los golpes o heridas que puedan darle, de esta manera, se convierte en una especie de zombie y logra que los consumidores tengan la intención de comer carne humana.

En el 2012 un adicto identificado como “Rudy Eugene” atacó a un hombre bajo los efectos de esta droga, las autoridades de Florida lo encontraron masticando el rostro de su víctima.