Detrás de cada muñeca de cartón existe una esperanza escondida en la comunidad de Tenería de Santuario. Esta es la realidad que un grupo de jóvenes de la Universidad Tecnológica del Suroeste de Guanajuato intentan retratar en su cortometraje ‘Esperanza: Piel de cartón, alma de colores’.

Los chicos son amantes del cine, y desarrollaron este cortometraje para participar en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF), donde participan actualmente como uno de los seis finalistas.

Este cortometraje retrata un linaje femenino que lucha día tras día para mantener viva una de las tradiciones más representativas de Guanajuato y así como a su propia familia.

La historia nace dentro de la Comunidad de Tenería del Santuario, municipio de Celaya, Guanajuato, una pequeña niña llamada Alma, despierta y recibe el mejor regalo de reyes magos, una muñeca de cartón hecha por las propias manos de su amada abuela y a quien nombra Esperanza, en honor a ella.

«Queremos contar esta historia porque sabemos que Celaya, fue y es el mercado del arte popular mexicano además de que no queremos que desaparezca esta tradición en manos del tiempo y la tecnología», nos cuenta José María Melchor Rangel, director del cortometraje.

Además de José María, los encargados de realizar este bello cortometraje son Carol Yazmin Tolentino Robles, asistente de dirección; Richard Junior Benítez García, productor; Juan José Hernández Baeza, asistente de producción; Héctor Hugo Ortiz Díaz, director de fotografía; Luis Ángel Mendoza Moreno, director de diseño sonoro; María Merced González Aguilera, asistente de fotografía; Fatima Daniela Velazquez Sanchez, investigación; Leonardo Jesús García Lara, edición y Claudia Jenifer Alfaro Gutierrez, relaciones públicas.