De acuerdo con la Sociedad Astronómica de Puebla, existe la posibilidad de que a la media noche del 30 de mayo, tengamos una lluvia de meteoros, conocida como Tau Hercúlidas, en la que podrían brillar hasta 600 meteoros por hora o incluso mil. Este fenómeno astronómico, también conocido como lluvia de estrellas, es provocado por los desechos de los cometas.

Los cometas son rocas de hielo, que al acercarse al Sol reciben más calor, debido a esto la roca de hielo comienza a evaporarse, provocando que el gas de su interior se expanda y quebrar la superficie del hielo en estallidos, ocasionando que las piedras de hielo salgan disparadas al espacio.

En caso de que el cometa se acerque o cruce la órbita de la Tierra alrededor del Sol, las piedras chocarán contra la tierra ocasionando una lluvia de meteoros, los fragmentos, de no más de un par de centímetros de diámetro, entran en la atmósfera terrestre, se rozan con las capas superiores de la atmósfera, se calientan y estallan.

Las lluvias de meteoros reciben el nombre de la constelación de donde parecen provenir los meteoros, como lo es la lluvia de meteoros Geminidas, las cuales provienen de la constelación de Géminis, mientras que las Perseidas o las Leonidas de Leo.