El Escenario C se anticipó a la determinación de la federación, de poner a Querétaro en el semáforo rojo; aseguró el vocero organizacional, Rafael López González.

Dado que el Comité Técnico de Salud de Querétaro estableció la puesta en vigor del escenario de medidas más rigurosas desde finales del año pasado, el vocero Rafael López González detalló que ante el “semáforo rojo” no se tomarán medidas adicionales, pues dicho cambio confirma las determinaciones tomadas a nivel estatal.

El Vocero dejó en claro que estas medidas no significan que en Querétaro se ignoren las indicaciones sobre el fenómeno COVID-19; por el contrario, señaló, “significa que Gobierno del Estado de Querétaro se anticipó a tomar las medidas que hoy llevan más de tres semanas para proteger a las familias queretanas”.

Y detalló que la lógica de esa decisión obedece a que la solución para evitar el contagio no es el confinamiento, sino el cuidado y la seguridad que cada quien aplique a sus actividades diarias.

Finalmente, advirtió que en la entidad no se ha logrado detener la cadena de contagio, mencionó que ello, en buena medida, obedece a la inercia de las celebraciones decembrinas que terminaron el pasado 6 de enero, y cuyos efectos seguirán reflejándose esta semana.