Hay casi un 50% de probabilidades de que el aumento de las temperaturas respecto a los valores preindustriales rebase el umbral de 1,5 ºC, de forma temporal, durante los próximos cinco años, indicó la ONU este martes.

Sin embargo, que ese umbral sea superado de forma temporal no significa que las temperaturas se vayan a estabilizar de forma duradera por encima del mismo, en el sentido en el que viene estipulado en el Acuerdo de París sobre el clima.

Ese pacto busca contener el aumento de la temperatura media por debajo de los 2 ºC respecto a los niveles preindustriales y, dentro de lo posible, que ese incremento quede por debajo de +1,5 ºC. Según el nuevo boletín sobre el clima que publicó el martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de Naciones Unidas, la probabilidad de que se rebase el umbral de +1,5 ºC no deja de aumentar desde 2015, cuando ese riesgo era prácticamente nulo.

«La cifra de 1,5 ºC no es una estadística elegida al azar. Indica el punto a partir del cual los efectos del clima serán cada vez más nefastos para las poblaciones y para todo el planeta», explicó el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.