A pesar de que muchas personas consideran esto una invasión de la privacidad e innecesario, lo cierto es que cada vez son más las empresas que realizan una revisión a las redes sociales de sus candidatos antes de contratarlos.

De acuerdo con varios especialistas, las empresas dedicadas a la evaluación e investigación de los aspirantes a conseguir algún empleo no incumplen con ninguna norma al indagar en las redes sociales o los antecedes penales de los mismos, eso sí, siempre y cuando el titular de los datos permita el acceso.

Existen empresas que se dedican a investigar a fondo el perfil de los solicitantes después de que éste ha aceptado el proceso de preselección. Estas investigaciones no se limitan a revisar si se encuentran en buró de crédito o si tienen antecedentes penales, sino que muchas veces revisan completamente el perfil de los aspirantes en sus redes sociales.

Según señala Eduardo Peralta Olmedo, especialista en derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), estas empresas laboran conforme lo marca el artículo 5 constitucional, por lo que no existe una posibilidad de que se vulneren los derechos de los implicados.

Agregó que «la revisión de las redes sociales de los aspirantes no significa algún altercado legal, ya que son espacios públicos y de libre acceso»

Para aquellas personas que están aspirando a un puesto de trabajo, se recomienda revisar el puesto para el que van a postular así como los filtros que puede realizar la empresa para la contratación, y así evitar sorpresas.

Con información de Forbes.