Miembros de la Asociación de Árbitros de Italia (AIA) denunciaron haber recibido en sus casas paquetes de balas, hecho que ya está siendo investigado por las autoridades locales.

De acuerdo con el presidente de la AIA, Marcelo Nicchi, estos paquetes fueron enviados tanto a él como al vicepresidente de la asociación y al responsable de las designaciones de árbitros, Nicola Rizzoli.

Este incidente ocurre apenas días después de las protestas de los aficionados sobre el uso de la tecnología de videoarbitraje (VAR), la cual debutó esta temporada en la Serie A con resultados divergentes.

Entre los manifestantes había personas que señalaban que debían dispararle a los árbitros.

[Con información de Excélsior]