Las obras de remodelación de la Alameda siguen en curso a pesar de que se esperaba que este espacio fuera entregado a finales de mayo. De acuerdo con los encargados de la obra, esta situación se debe a un retraso con complicaciones con los acabados de cantera de escalones y barandales.

El problema, al parecer, se debe a que los supervisores del INAH han pedido en varias ocasiones que se devuelvan las piezas de cantera porque no quedan alineadas.

De acuerdo con el personal de la Alameda, el mayor problema es la falta de experiencia en el trabajo de la cantera, puesto que el trabajo anteriormente era realizado por personas de avanzada edad en La Cañada, pero que ya no son capaces de hacerlo, por lo que le corresponde a las nuevas generaciones, aún sin la experiencia necesaria, realizar dichos trabajos.

De esta manera, la obra de la Alameda se entregará, como mínimo, una semana más tarde de lo previsto.

[Con información de AM de Querétaro]