Luego de 23 días, el grupo de enfermeras que permanecían en huelga de hambre en el Hospital Regional Rafael Pascacio Gamboa de Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas, han acordado poner fin a su ayuno.

De acuerdo con el gobierno del estado, esta decisión se logró luego de un encuentro entre funcionarios de gobierno y representantes de los inconformes el pasado martes.

A través de un comunicado, la Secretaría General de Gobierno señaló que los logros de la negociación, como la reinserción de 15 empleados, han sido reconocidos.

Con relación a las principales demandas: el pago a FOVISSSTE y la regularización administrativa de los adeudos con entidades financieras y aseguradoras, la Secretaría de Salud realizó el último pago pendiente en el primer caso y la Secretaría de Hacienda suscribió convenios con 36 de 40 empresas proveedoras de servicios para eliminar cualquier obligación de los trabajadores, y con aseguradoras, las pólizas están activas, por lo que en el mes de julio podrán cobrar sus dividendos.

Fuente: El Universal