Si cuando despiertas de una buena fiesta y sientes que no puedes ni salir de la cama, siempre existe el servicio ‘Revive’, que ofrecen algunas enfermeras en la Ciudad de México.

Se trata de un grupo de enfermeras que acuden al rescate de aquellos dispuestos a pagar mil pesos por las atenciones. Las enfermeras llegan hasta sus ‘pacientes’ para ayudarlos a combatir los malestares relacionados con la resaca.

Las enfermeras ofrecen paquetes de hidratación, analgésicos y fármacos para combatir las nauseas y los problemas producidos por el consumo del alcohol.

Las enfermeras acuden a la casa de sus clientes y les administran electrolitos vía intraveosa después de comprobar su frecuencia cardíaca, presión y signos vitales y asegurarse de que no sea alérgico a los medicamentos.

La empresa surgió en noviembre del año pasado a cargo de Guillermo Roaro y sus empleados saben que no todas las resacas son iguales, pero también saben cómo atender a las necesidades de sus clientes.

Las enfermeras que trabajan con ‘Revive’ son profesionales certificadas y tienen los expedientes de aquellos que han solicitado su ayuda para brindarles un servicio personalizado la próxima vez que requieran ser ‘revividos’.

[Con información de El Universal]