Clear Labs, la compañía que el año pasado reveló que los hot dogs de establecimientos reconocidos en Estados Unidos tenían ADN humano en ellos, ha atacado nuevamente, esta vez, a las hamburguesas.

De acuerdo con una nueva investigación en la que se analizó la carne de 258 hamburguesas de carne y vegetarianas de diversos establecimientos de comida rápida del país, y descubrieron una gran cantidad de ‘detalles incómodos’, según revela la compañía en su sitio web.

Para comenzar, los investigadores descubrieron que en la mayoría de los casos, las hamburguesas no contenían los nutrientes e ingredientes con los que se anuncian. Pero eso no fue lo más llamativo del estudio, pues se descubrió que en algunos casos se encontraron varios patógenos y hasta ADN humano y de rata en las hamburguesas.

En el caso del ADN humano, los investigadores señalan que lo más posible es que éste halla llegado a las hamburguesas gracias a empleados que las manipularon sin guantes, mientras que el de rata podría deberse a la presencia de estos animales en la cocina y la falta de higiene.

Cabe mencionar que «aunque desagradable, la presencia de ADN humano o de rata no es dañino para la salud humana», aclaran los científicos en su estudio.

Otro dato curioso del estudio es que la mayor parte de los resultados negativos como la presencia de patógenos causantes de enfermedades o errores en el etiquetado fueron encontrados en las hamburguesas vegetarianas.