La contaminación de los océanos con plástico es un problema muy grave y bien conocido en la actualidad, sin embargo, el alcance de esta situación no hace más que aumentar con el paso del tiempo.

Los investigadores del Instituto Superior para la Protección e Investigación del Medio Ambiente (Ispra) realizaron el estudio «Plásticos en el medio ambiente acuático: estado actual y desafíos», el más grande y actualizado en el mar Mediterráneo.

Los resultados de la investigación no son nada prometedores, pues al parecer al menos 116 especies de animales diferentes han ingerido plástico. Las especies afectadas son en su mayoría peces, pero al menos el 41% de las criaturas que han comido plástico son mamíferos, crustáceos, moluscos, tortugas y pájaros.

El problema no es solo el consumo del plástico, al menos 44 especies marinas se encontraron atrapadas dentro del plástico y deshechos inorgánicos, especialmente en redes de pesca abandonadas. Esta clase de situaciones habitualmente conducen a sus víctimas al ahogamiento, estrangulamiento o muerte por inanición al ser incapaces de conseguir alimentos.

De acuerdo con el estudio, los desechos más comunes son envases industriales y de alimentos, bolsas, botellas de plástico y redes de mejillones, sin embargo, la cantidad de microplásticos (partículas menores de 5 mm) alcanzan una densidad promedio de entre 93,000 y 204,000 micropartículas por kilómetros, lo que convierte al Mar Mediterráneo en uno de los más contaminados del planeta.

Con información de Forbes.