A un mes de su desaparición, el cuerpo del niño de siete años James Martín Camacho fue localizado la tarde de este martes en un terreno de Chihuahua.

El cuerpo del menor, que padecía autismo, habría desaparecido el pasado 21 de enero, fue encontrado en un terreno cercano a la casa de su abuela y que ya se había revisado en varias ocasiones anteriores, por lo que las autoridades suponen que el niño pasó pasó por la zona en días recientes, aunque no se descarta que el cuerpo del niño haya sido llevado sin vida a aquél lugar intencionalmente.

La autopsia realizada al niño confirmó que se trata del menor y que la causa de la muerte fue hipotermia.

El menor, de origen estadounidense, habría llegado a vivir a México con su padre y su abuela, pero el pasado 21 de enero habría escapado de la casa y no se le pudo encontrar incluso con la ayuda de cientos de policías y voluntarios.

[Con información de El Universal]