Durante los últimos días se han localizado dos cadáveres al interior de Central Park, en Nueva York, en eventos diferentes.

El primero de los cuerpos pertenece a un turista cuya identidad no ha sido dada a conocer pues las autoridades primero quieren ponerse en contacto con los familiares de la víctima.

A decir de las autoridades, el cuerpo era de un hombre de entre 20 y 30 años y se encontraba desnudo y flotando en el embalse Jacqueline Kennedy Onassis. Debido a su estado de descomposición, se cree que el cuerpo llevaba cerca de un mes en el agua.

El segundo cuerpo fue hallado a dos kilómetros al sur de la reserva, en el Swan Lake, un estanque frecuentado por turistas cerca del Hotel Plaza, sin embargo, el cuerpo pertenecería a un indigente que había sufrido de depresión y anteriormente había intentado quitarse la vida.

De acuerdo con el médico forense, en ninguno de los casos se encontraron indicios de traumatismos por lo que descartan la posibilidad de que «haya criminalidad» en la muerte de estas personas.

Fuente: Infobae.