Tras choque automovilístico en Texarkana, Arkansas, bebé de tan solo 8 meses sale casi 8 metros proyectada fuera del vehículo donde viajaba, después de largos momentos de mucho suspenso el equipo de emergencias encontró a la infante en una alcantarilla con daños menores.

Una raspadura en la frente fue todo el daño que recibió la niña después de el violento acontecimiento, el equipo de emergencia determinó lo sucedido como una «intervención divina»

La bebé fue trasladada a un hospital junto con los demás heridos, todos se encuentran en buen estado a excepción del conductor que sigue en recuperación.