La Policía Federal aseguró este domingo a un tigre de bengala cachorro que estaba siendo transportado desde el estado de Jalisco y con destino hacia Querétaro para su venta.

El cachorro iba en una caja de plástico azul que contenía varias perforaciones para que el animal de dos meses pudiera respirar, además de estar asegurado con una simple cinta canela. El tigre se encontraba sedado para que no hiciera ruido, pues iba siendo transportado mediante una empresa de paquetería.

Asimismo, elementos de la Policía Federal, en conjunto con un binomio canino que contribuyó en su hallazgo, aseguraron al tigre cachorro y lo pusieron en disposición de la Profepa, pues la venta de estos animales está completamente prohibida.


Fuente: Debate