Se encontró el cuerpo de una ballena frente a las costas de la playa Progreso, Yucatán, donde un grupo de pescadores se encargó de rescatar el cuerpo.

El cuerpo de la ballena presentaba el sistema digestivo inflamado pero su estado de descomposición no era avanzado, se trataba de un ejemplar macho de unos 12 metros de largo.

Al sitio llegaron elementos de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, policías estatales, personal del Ejército Mexicano y de la Gendarmería para ayudar a despejar el área donde se encontraba el cuerpo.

Esta especie es común en el Golfo de México por lo cual el hallazgo no se considera un evento fuera de lo común, lo que si se considera extraño es que este tipo de ballena habita muy lejos de las costas de Yucatán.